“De todo quedaron tres cosas:
La certeza de que estaba siempre comenzando,
la certeza de que había que seguir
La certeza de que sería interrumpido antes de terminar,
y hacer de la interrupción un camino nuevo
Hacer de la caída un paso de danza. Del miedo, una escalera.
Hacer del sueño un puente. De la búsqueda, un encuentro”
Fernando Pessoa

18 dic. 2017

Menores inmigrantes

Con motivo del día internacional Día Internacional del Migrante,  hoy  18 de diciembre, comparto la
Introducción al curso INTERVENCIÓN CON MENORES INMIGRANTES para los trabajadores y trabajadoras de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental que tutorizé el pasado mes de Noviembre:

La realidad social en la que nos encontramos en Europa y especialmente en regiones del Sur, concretamente en nuestra comunidad autónoma, Andalucía,  con llegadas masivas de personas inmigrantes a las costas y en ocasiones con menores inmigrantes a bordo de cayucos, pateras o como polizones de barcos y camiones, hacen necesario la formación y abordaje profesionalizado en nuestro país de acogida.

En este curso nos centraremos especialmente en los menores que viajan hasta nuestro país sin familiares o tutores legales que se responsabilicen de ellos, es el colectivo que se ha denominado menores extranjeros no acompañados, en su acrónimo MENA, aunque preferimos en este material usar el término completo, porque no podemos en ningún momento olvidar su condición de personas y de menores, y quedarnos en una simple etiqueta para tratar un tema tan complejo y que implica riesgos para la integridad y desarrollo de niños y niñas.

Cuando se trata de trabajar con personas en riesgo de exclusión social y especialmente con menores, es totalmente imprescindible contar con las herramientas y formación adecuada, con el conocimiento de la realidad o problemática social con la que lidiamos para que nuestra labor sea eficiente y pueda dar respuesta a estas personas y sus necesidades.

Por ello, empezaremos por analizar el perfil del menor inmigrante que ha ido llegando a nuestro país, y veremos como se trata de menores especialmente varones en edad adolescente que llegan no acompañados en busca de trabajo y mejorar de este modo su calidad de vida y la de sus familiares.

También veremos los recursos para menores inmigrantes, especialmente los no acompañados y los medios que se ponen en marcha bien para reagruparlos con sus familiares o bien para pasar a sistemas de protección de menores a acogimiento residencial o familiar, sin olvidar mencionar los derechos que tienen estos menores cuando son acogidos y qué otros recursos facilitan su escolarización o su paso a la edad adulta. Pese a que estos últimos, debido a su escasez, vuelven a situar a estos jóvenes en una grave situación social de riesgo cuando alcanzan la vida adulta.

Respecto al marco normativo estatal y europeo,  desglosaremos los principales derechos de los menores, partiendo de la base de que la legislación nacional, europea e internacional confiere a los menores los mismos derechos ya que prevalece la condición de menor por encima de la de persona extranjera y no pueden ser discriminados por esta condición o circunstancia en la que se encuentran. Además veremos como las decisiones que se tomen en torno a los menores, reagrupación familiar, acogida, etc. deberán tener como referencia en todo momento el interés superior del menor.

Por  último, intentaremos abordar modelos y pautas de intervención social con menores inmigrantes con la finalidad de dar respuesta a sus necesidades desde los diferentes agentes sociales implicados como son las instituciones,  las familias de origen, extensas o de acogida, la escuela, el entorno vecinal y/o comunitario y la intervención con los propios menores inmigrantes. En este último ámbito, la intervención debe ir encaminada a capacitarles para la consecución de sus objetivos, como son trabajar, obtener una vivienda… para lo cual necesitarán orientación y formación para el empleo.

El derecho de cada persona a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social para ella y su familia es un derecho básico reconocido por el Estados Miembros de la Unión europea. Esto incluye por supuesto derecho a alimentación, vivienda, ropa…

Las intervenciones que se realicen deben tener en cuenta las opiniones y deseos de los menores y jóvenes en función de la edad y madurez de estos, deben ser consultados y tenidos en consideración a la hora de ejecutar cualquier medida que les afecte. Por ello es importante integrarles para que realicen una participación activa a lo largo de todo el proceso migratorio y de integración en nuestro país. Además, las decisiones que se adopten deben tener en cuenta el interés superior del menor a largo plazo.

Con el análisis de todos los elementos expuestos deberíamos ser más conocedores de los problemas que debemos afrontar para atender a ese colectivo y las deficiencias ante las que nos encontramos para dar respuesta cumpliendo con la normativa estatal y europea. No siendo capaces de dar respuesta a los colectivos de personas inmigrantes, las consecuencias tanto a medio como largo plazo son el aumento de personas, especialmente, menores y jóvenes excluidos o en alto riesgo de exclusión social. Así pues la intervención social es necesaria como lo es que las Administraciones no hagan dejadez en el cumplimiento de sus obligaciones de protección de la infancia.

La formación debe hacernos más capaces de dar respuesta a las necesidades de estos menores, conocer nuestras limitaciones y recursos como sociedad de acogida, y desarrollar políticas participativas y acciones sociales que mejoren la integración sociocomunitaria de las personas inmigrantes. E incluso, ser capaces de mirar más allá y poder abarcar la enorme dimensión de los procesos migratorios.


Se recomienda la visualización de este cortometraje titulado El viaje de Said (2006) del director Coke Riobóo, en el que Said, un niño marroquí, cruza el Estrecho. Al otro lado, en el país de las oportunidades, descubre que el mundo no es tan bello como le habían contado. (Filmaffinity). Premios Goya: Mejor cortometraje de animación (2006).

Programa Crono, Cruz Roja Española.